Imagen Corp2018-08-10T17:11:32+00:00

Una imagen corporativa bien construida y trabajada coherentemente aporta a la marca beneficios de cara al posible cliente, como por ejemplo:

  • Conseguir que nuestro público objetivo se identifique con nuestra marca, lo que otorga fidelidad.
  • Una fácil identificación de nuestros productos o servicios, al contar con una coherencia visual.
  • Un incremento del valor percibido de tu oferta de productos/servicios.
  • Crea un vínculo emocional con tus clientes, más fidelidad.
  • Un valor diferencial frente a nuestros competidores.
  • Una sensación de marca fuerte, lo que nos brinda seguridad y confianza.

En general te da esa sensación de profesionalidad que todos queremos que tengan los productos o servicios que adquirimos. Pero, además, de cara a nuestros empleados o inversores, generamos una confianza y un orgullo de pertenencia a una entidad con valores y objetivos.

Una imagen corporativa bien construida te da esa sensación de profesionalidad que todos queremos que tengan los productos o servicios que adquirimos.

Consejos para crear una imagen corporativa

No sólo nos basta con tener un logotipo y una papelería. La imagen corporativa de una marca se debe construir a partir de la generación del concepto de marca que queramos transmitir. Debemos identificar cómo queremos posicionarnos en nuestro sector y trabajar para desarrollar los conceptos que nos definirán como marca.

Para ello podemos empezar por utilizar herramientas que nos ayuden a conocer mejor qué queremos ser y qué queremos ofrecer como marca:

  • Realizar un informe DAFO, con el que analizamos nuestras debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades.
  • Definir nuestra misión, visión y valores que se deberán plasmar en todos los ámbitos de nuestro negocio. Como la elección de un color corporativo, con qué tono nos dirigimos a nuestro público objetivo, la política de contratación, etc.

Este trabajo hacia dentro es el que dotará a nuestra marca de concepto, de carácter, de identidad corporativa. Desde este punto ya sólo tendremos que ser fieles a lo que hayamos definido como nuestra personalidad de marca.

Imagen corporativa: elementos básicos

Después del trabajo de conceptualización nos queda generar los elementos básicos que nos ayuden a transmitir al público cuál es nuestra marca. Estos elementos básicos serían:

  • Encontrar un nombre, el naming de la marca.
  • Diseñar un logotipo.
  • Diseñar o encontrar una tipografía que se adapte la personalidad de la marca.
  • Seleccionar nuestros colores corporativos.
  • Encontrar un eslogan que explique qué hacemos.
  • Encontrar un tono con el que expresarnos en nuestras comunicaciones.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola